Saturday, November 03, 2007

El checo Ivan Klíma muestra en 'Amor y basura' a un escritor convertido en barrendero por la censura

Servicios Google/Terra Actualidad - Europa Press

.
El checo Ivan Klíma muestra en 'Amor y basura' (Acantilado) a un escritor convertido en barrendero por la censura estatal, hecho que tiene ciertas similitudes con la vida del autor ya que con la dictadura comunista tuvo que trabajar como mensajero, conductor de ambulancias y asistente de tipógrafo.

'Tuve que hacer algunos trabajos por obligación pero esto fue sólo unos cuantos meses, no durante años, gracias a que mis obras se publicaban en el extranjero y recibía dinero', explicó el autor durante una entrevista con Europa Press.

En 'Amor y basura' los personajes intentan evadirse de la realidad y se refugian en la literatura, pero también aparece el amor entre dos personas que se encuentran con un mundo y deben lidiar con la fidelidad y la infidelidad.

'La gente se identifica con los personajes, pero ahora todavía más con las telenovelas, pero si uno se identifica con un personaje banal, tu propia vida es más banal', dijo en referencia a sus personajes que intentan afrontar la vida a través de la literatura.Tanto el nazismo como la Guerra Mundial y el comunismo han inspirada la obra de muchos autores centroeuropeos.

'Un escritor que estudia en la universidad, se casa y luego se vuelve a casar le falta una escala de sentimientos. En cambio la guerra conlleva relaciones que pueden cambiar la vida del escritor si logra sobrevivir', dijo al respecto.En este sentido, Klíma aseguró que 'el punto cumbre' de la literatura americana es después de la guerra con Philip Roth y Norman Mailer.

'Todos estamos felices de que haya paz pero lo que hace es que se apaguen las pasiones, es el el precio que pagamos', apuntó.Asimismo, Klíma aseguró que sus amistades durante la época comunista eran 'más informales y podías confiar con la gente ahora son mucho más formales'.

La literatura de Klíma no ha tenido una gran acogida en España. Una de sus mejores novelas, 'El espíritu de Praga', sólo se había traducido al francés y al inglés, aunque la editorial Acantilado lo publicará próximamente.Sin embargo, Klíma no cree que sea por las diferentes circunstancias, tradiciones y modos de vida.

'Cuando la literatura es buena y describe las relaciones interpersonales puede entenderse en todo el mundo. Los destinos humanos son los mismo y esta es la tarea de la buena literatura'.

1 comment:

seleucus said...

Este libro es una obra maestra.